EL CAVA

El Cava se define como un VEQPRD, es decir, Vino Espumoso de Calidad Producido en una Región Determinada, y es el nombre declarado por la legislación de la Unión Europea para el vino espumoso producido según el método tradicional en la región delimitada conocida como “Región del Cava”. Esta región abarca diferentes áreas del Norte de España aunque, de lejos, la más importante es la de Sant Sadurní en Cataluña donde se hace más del 70% de la elaboració.

Con una gran reputación internacional, el Cava tiene una tradición centenaria y sus características particulares aseguran que su calidad se mantenga de forma consistentun año tras otro

Los primeros vinos espumosos hechos en Sant Sadurní con el método de la champaña aparecieron en el mercado en 1872. Había pasado un largo periodo para perfeccionar el complicado proceso que produce un vino con esta elegante y completamente natural efervescencia. A través del tiempo, el proceso se ha modernizado, pero aún hoy, es fundamentalmente un producto fruto de la habilidad y la paciencia de sus hombres y mujeres. Los Cavas han ganado hoy una reputación que refleja centurias de tradición desde que los Romanos introdujeron la elaboración del vino hace más de 2000 años.

Esta promoción genérica del Cava, que se inició con la fundación de la Cofradía, tomó un impulso espectacular con la celebración de los solemnes actos de investidura y con la organización, el 1982, de la primera SEMANA DEL CAVA. Se trataba de impulsar el CAVA dentro y fuera de nuestras fronteras, planteando en el transcurso del año todo tipo de actos de carácter festivo, técnico, cultural… y así ha sido a lo largo de todos estos años de espléndidos resultados, en el que ha destacado de manera especial la amplia difusión alcanzada en los principales medios de comunicación, nacionales e internacionales.

Dirigida y administrada por el CONSEJO CAPITULAR elegido en Asamblea General, la COFRADIA DEL CAVA cuenta asimismo con el GRAN CONSEJO, del que son miembros los 14 CABALLEROS COFRADES FUNDADORES y los presidentes de los sucesivos Consejos Capitulares, así como también la JOVEN COFRADIA, que dedica su·ilusión a la labor de promoción y divulgación del CAVA y su cultura entre la juventud.

La cofradía fue miembro fundador de las Federaciones de cofrades vínicas de España, entidad creada en Logroño el 2 de abril de 1995. A nivel internacional es vicepresidenta de la Fed. Int.. de Cofradías Bàquiques y los días 27 en 30 Mayo de 2004, hemos organizado el 41 Congreso Mundial de la FICB. con una asistencia de más de 200 Congresistas de todo el mundo.

Consell Regulador:

LA TIERRA DE LA REGIÓN DEL CAVA

Casi todo el Cava se produce en el agradable y templado clima de Cataluña. Esta área fértil de suaves montañas y valles está protegida de los fríos vientos del Norte por la cordillera de los Pirineos y bañada al Sur por las templadas aguas del Mediterráneo.

Es difícil imaginar un área más saludable para las viñas. Las lluvias son moderadas, hay una generosa insolación y las viñas están bien expuestas al aire en las colinas y valles. Todos estos factores tienen una decisiva influencia en la maduración de la uva y sus características aromas y alta calidad. Las principales variedades autorizadas para la elaboración del Cava, son Macabeo, Xarel.lo, Parellada Chardonnay para.

Producido

La elaboración del Cava sigue el método empleado en la Champaña. El proceso utilizado para la producción del Cava se define como el método de segunda fermentación en botella. Sólo el mosto de máxima calidad de la primera prensada de la uva puede usarse para el Cava. Tras la primera fermentación el vino es embotellado con un tapón provisional y almacenado en posición horizontal durante muchos meses.

Las botellas son, al final de la crianza, movedizo progresivamente para hacer llegar las madres hasta el cuello de la botella cerca del tapón. No menos de nueve meses después de su embotellado, ya menudo después de un período más largo, las madres y el tapón se sacan. Las botellas se rellenan con vino seco o dulce según el tipo deseado, y se tapan con el tapón definitivo, el bozal, la etiqueta y se encajan para la venta. Más de 260 empresas elaboran Cava. Cada empresa tiene su propia gama de productes.Totes, sin embargo, son de calidad y estilo, ya se trate de Cava de añada o sin añada. Las impresionantes inversiones que estas empresas han hecho durante los últimos cien años, ha ayudado a dar al Cava el lugar que tiene hoy en día.

SEGUIMIENTO Y CONTROL

La producción de Cava debe su éxito al constante mantenimiento y atención a los detalles con una inevitable combinación de tradición y tecnología moderna. Todo es supervisado por el Consejo Regulador del Cava que tiene su sede en Vilafranca del Penedès, con el apoyo técnico de la Estación de Viticultura y Enología del INCAVI. El Consejo hace el seguimiento de cada etapa del desarrollo del Cava y administra las estrictas leyes que dirigen su elaboración. Una inmediata confirmación de la genuidad del producto se encuentra en el nombre Cava en el tapón y la etiqueta.

EL CAVA, UN VINO PARA TODAS LAS OCASIONES

El Cava es un vino para disfrutar tanto en situaciones formales como menos formales. Compartir una botella de Cava con amigos en casa, un bar en el restaurante, da una gran satisfacción y aporta una nota de fiesta en la ocasión que se refleja en las burbujas en la copa.

Al mismo tiempo, el Cava aporta distinción a una reunión formal y es un delicado acompañamiento por la comida. Encontrará que el Cava satisface todos los paladares, y sigui Brut, Segundo, o un poco dulce y a unos precios sorprentment buenos.

DENOMINACIÓN

Sin lugar a dudas, una de las acciones más importantes emprendidas por la Cofradía del Cava ha sido y es, la promoción y la difusión de la denominación CAVA. No hay que olvidar que la denominación Champagne, elaborado por el tradicional método champenoise, como el Cava, ha sido utilizada en muchas ocasiones para definir cualquier vino espumoso de calidad.

El objetivo principal de la Cofradía del Cava ha sido desde el principio dar a conocer nuestra denominación, propia y única del CAVA, y por ello se realizan diversas acciones de carácter informativo y divulgativo para el CAVA sea popularmente conocido y reconocido en todo el mundo.

Desde que en el año 1872 se inició la comercialización de las primeras botellas de Cava hasta hoy, el camino que ha recorrido nuestra denominación ha sido el siguiente: regulada por primera vez como denominación específica por el Reglamento de Vinos Espumosos de 1972 y bajo el control de este Consejo Regulador, no fue hasta 1986 (año de la adhesión de España a la UE) cuando el orden del 27 de febrero delimita finalmente la zona de tradicional producción.

Desde entonces y siguiendo las disposiciones de los reglamentos UE, el CAVA como denominación específica ha sido reconocido por la Unión Europea como un vino espumoso de calidad, producido en región determinada (v.e.c.p.r.d) y le ha proporcionado el marco jurídico necesario para su protección.

El nuevo Reglamento del Cava, promulgado en noviembre de 1991, constituye por primera vez el Consejo Regulador del Cava, integrado por representantes de todos los sectores productores implicados y por las comunidades autónomas con municipios que integran la región del CAVA.

Todo ello ha contribuido a consolidar el prestigio como denominación propia de uno de los espumosos de calidad más apreciados y reconocidos en el mercado vinícola mundial.

EL IMPACTO DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

En los últimos años, los medios de comunicación han destinado una especial atención al sector del CAVA. El hecho de que nuestro producto se tuviera que desmarcarse del cajón de sastre de los espumosos de calidad fue la gran oportunidad que tuvo nuestro sector para dar a conocer al mundo entero su propia personalidad. Por fin el consumidor podría elegir un producto de calidad con denominación propia: el CAVA.

Pero para que esa información llegara al consumidor era y es necesario que los medios de comunicación recogieran las noticias del sector. Es aquí donde la Cofradía del Cava ha jugado un papel decisivo como promotora. Cada miembro de la Cofradía, cada nuevo Caballero Cofrade de Mérito y sobre todo cada nuevo Caballero Cofrade de Honor han contribuido al reconocimiento y al prestigio del sector, apoyando a nuestras acciones y manifestando fidelidad y devoción al CAVA.